“Cuando se trata de tener políticas públicas hay que tocar intereses”

Sergio Federovisky, secretario de Monitoreo y Control Ambiental del Ministerio de Ambiente, dialogó en Puro Contenido Radio con Pablo Mercau y Gabriela Ensinck, en la mañana de Radio Cooperativa AM 770. Se refirió al tema de los incendios, de los residuos y de la Ley de Envases con Inclusión Social, sobre lo que señaló que hay que tocar interese de “quienes se benefician colocando en el mercado envases que luego se convierten en residuos”.

El viceministro de Ambiente, Sergio Federovisky, se refirió a los incendios en el Delta; el plan de erradicación de basurales a cielo abierto y la construcción de centros de tratamiento y reciclado con créditos internacionales, la Ley de Envases con Inclusión Social y la importación de residuos.

“Los incendios, en el Delta y en otros lugares del mundo llegaron para quedarse”, señaló el funcionario. Dijo que hay que entender esto porque “sino siempre vamos a estar en una posición de lamento de por qué nos pasa esto, cuando en realidad en otros países del mundo como Estados Unidos, España y Portugal están padeciendo situaciones tan o más dramáticas que las nuestras”.

Entrevista en Radio Cooperativa AM 770

Federovisky, biólogo de formación, sostuvo que “hoy en el Delta se conjuga un escenario climático muy desfavorable con una sequía que ya lleva su cuarto año consecutivo, la bajante del río Paraná, la acumulación de materia orgánica y vegetación seca sobre el suelo, y la acción deliberada y criminal de varios sujetos que encienden fuego”.

Además, indicó que “el accionar de la Justicia ha sido lento y moroso (en identificar y castigar a los responsables de los incendios), a pesar de tener muchas pruebas”.

También dio cuenta de los cinco faros de observación y torres con cámaras de última generación que detectan humo y calor: “en los próximos 45 días vamos a instalar cinco más. Son una inversión directa del ministerio de Ambiente dentro del Plan Nacional de Manejo del Fuego para colaborar con la detección temprana de los incendios. Esa detección temprana es en tiempo real con la georreferenciación exacta”.

Con respecto a los datos recolectados en torno a los incendios, dijo que “hemos llevado esa información a los jueces de Paraná y de Victoria, junto con el ministro Cabandié y les solicitamos que crucen esta información con los datos catastrales para identificar a los dueños de los campos donde se incian el fuego”.

“Hemos llevado a la justicia la información para poder identificar a los responsables de los incendios”

“No se trata solo de identificarlos y condenarlos sino de dar un mensaje. Y lamentablemente hoy el mensaje que da la justicia es que nadie paga por estas acciones criminales y deliberadas de iniciar fuego en un humedal”, agregó el funcionario.

Federovisky, planteó que si no hay castigo “los intereses van a seguir prevaleciendo. Si se pretende detener los incendios hay que tocar intereses. Son muy pocos los que lo hacen por piromanía. La mayor parte inicia los incendios para engrosar su riqueza personal en lugar de proteger el patrimonio común”.

Si prevenir, dijo, “significa poner un gendarme cada 100 metros en un área de más de un millón de hectáreas, es claramente imposible. La manera de disuadir esas acciones es a través de una justicia que señale que hay consecuencias”.

Desde el Plan Nacional de Manejo del Fuego, se emiten diariamente alertas a las provincias en tiempo real. “Las provincias tienen el dominio de los recursos naturales, tienen el derecho de explotarlos y protegerlos”, explicó durante la entrevista.

Reciclado y Economía Circular

Recientemente la Argentina obtuvo un crédito del BID por u$s 450 millones para la gestión y reciclado de residuos sólidos urbanos.

El crédito del BID fue negociado en 2014 y había tenido su primer desembolso en 2015. Estaba dirigido a erradicar basurales a cielo abierto e instalar sistemas de tratamiento y plantas de reciclaje de residuos .

“El gobierno anterior ejecutó solamente el 18% de ese préstamo de u$s 150 millones. El BID había dado de baja el crédito por esta grosera sub-ejecución. Nosotros negociamos y logramos su su continuidad”, dijo Federovisky.

En estos dos años y medio de gestión ejecutamos el 100% de los fondos.

“Tenemos en construcción 8 centros ambientales: Concordia y Formosa, que se están terminando en los próximos meses; Villa María, Mendoza, Luján, Chascomús, Quilmes y Moreno, con una inversión de u$s 80 millones más la compra de maquinarias u$s 40 millones para beneficiar a más de 100 municipios. En virtud de la celeridad de la ejecución, el BID otorgó a la Argentina un préstamos de u$s 450 millones, cuatro veces más que el pŕestamo original, con aportes del Banco Europeo de Inversiones y la Agencia Europea de Desarrollo”, detalló.

Agregó, además, que “antes de ayer tuvimos una reunión con el Banco Mundial con el que estamos negociando otros u$s 75 millones. La idea es que el Estado Argentino pueda tener una política pública y que estos 8 centros de gestión y reciclado se conviertan en 20 más. Para esto hay proyectos elaborados”.

El objetivo, dijo, es “erradicar basurales a cielo abierto, que las cooperativas puedan trabajar en forma digna, legal y en blanco, facilitar el reciclaje y garantizar la adecuada disposición final de los residuos”.

El funcionario adelantó que “si logramos que Argentina tenga en los próximos 8 años alrededor de U$s 1.000 millones (ya tenemos u$s 500 millones), podremos instalar en todo el país centros de tratamiento de residus sólidos urbanos del siglo XXI”.

Ley de Envases con Inclusión Social

La Ley de envases es una iniciativa que fue al Congreso con la firma del presidente y el año pasado no se discutió por más que tenía el dictámen de Comisión.

“Es un debate necesario porque cuando se trata de tener políticas públicas hay que tocar intereses. En este caso los de quienes se benefician colocando en el mercado envases que luego se convierten en residuos”, describió.

También se explayó sobre la responsabilidad extendida del productor: “es lo que rige en todo el mundo y no entendemos por qué en Argentina existe tanta resistencia a aceptar que se están externalizando costos hacia la sociedad, cuando son los sectores que colocan en el mercado esos envases quienes tienen que hacerse cargo y pagar esos costos”.

Importación de residuos

“Es una gran paradoja, Argentina todavía está importando residuos: neumáticos, papel y cartón, plásticos. Desde que iniciamos nos pusimos como meta reducir drásticamente la cantidad, no sólo para proteger los dólares sino porque entendemos que la economía circular se hace fronteras adentro. Poco sentido tiene promover políticas de gestión y reciclado de residuos, si después las industrias van a buscar material para reciclar afuera, porque les resulta más conveniente o vaya a saber uno por qué”, dijo.

Para eso, finalizó Federovisky, hay “que desarrollar las políticas de recuperación y reciclado, para que las cooperativas de recicladores puedan recuperar y reciclar dentro del sistema y no en los bordes. De este modo, la oferta de residuos para ser utilizados como insumos industriales va a crecer fuertemente, y estamos trabajando para eso”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.