“Dólares hay, pero tenemos un problema grande con la brecha”

Guillermo Siro, presidente de la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires, pasó por Puro Contenido Radio. Analizó la coyuntura económica, el discurso de Cristina Fernández y la agenda que plantea Daniel Scioli desde el ministerio de Desarrollo Productivo.

-Hay dos o tres temas tres antes que siempre es bueno tener agenda. Algunos son de coyuntura y otros del estructural, siempre tratamos de ir por los dos andariveles en la medida de lo posible. Comienza a desplegar una agenda bastante activa el nuevo ministro de Desarrollo Productivo Daniel Scioli. Se anticipa una gestión con mucho acento en las pymes, ¿qué mirada tiene?

-Scioli es un hombre que además de trabajar bien con la gestión, lo hace muy bien con la comunicación, con lo cual ya empezó a ponerse en el centro de la escena. Durante los primeros meses va a haber mucho Scioli en la prensa, porque además es parte de su estrategia para posicionarse como candidato para 2023.

-¿Con respecto al discurso de Cristina?

-Lo escuché porque me interesa siempre lo que dice la expresidenta y en realidad ahí lo que vi fue que destacó la gestión de Guillermo Moreno, sin nombrarlo. Porque los viajes a los países de África también se hicieron durante su gestión y el que nos volvían locos a nosotros, por eso es nuestra relación y respeto con Guillermo, se se dio a partir de ” si vos querés importar genera los dólares”. Porque el problema no es la importación, sino el dólar haciendo a 120. Dólares hay, lo que no tenés es a ese precio. Porque quienes tiene que vender a 120, y la verdad es que no lo quieren hacer y es lógico. Y quienes quieren comprar no los encuentran.
Sí es verdad que tenemos un problema muy grave, porque históricamente la Argentina por su estructura de comercio exterior, compra dólares a través del Banco Central durante el primer semestre y en el segundo va administrando y los va vendiendo, para poder desarrollar las importaciones normalmente de materia prima que necesita la industria, pero también de productos terminados.

Hoy claramente el problema es la brecha. Si no tuviéramos un dólar a 120 y precios en la economía con uno a 200, no tendríamos esta puja por los dólares muy baratos que estamos teniendo.

-Hay un tema muy concreto que Cristina mencionó en su discurso y al que ella denominó el festival de las importaciones. En números redondos dijo que hay 600 empresas que explican el 75% de las importaciones y el resto entre 24000. Ahora también es cierto que las licencias no automáticas son muy pocas y la enorme mayoría de las cosas en Argentina se pueden importar directamente sin permiso.

-Igualmente, insisto, el problema es el dólar a 120. Entendamos que no es un problema de intercambio comercial ni de actividad, tampoco es un problema de que se haya sobre stockeado materia prima, algunos dicen que hasta 9 meses. Hay grandes empresas, porque eso las Pymes no lo podemos no lo podemos hacer porque no tenemos la espalda financiera, que se han stockeado sus materias importadas por esos 9 meses.

Cuando uno piensa lo que son las finanzas de una empresa, en cualquier economía del mundo haría fundirse a la empresa, porque nadie inmoviliza capital por tanto tiempo.

Lo que ha pasado en la Argentina es que hay un dólar ficticio y un dólar real. El ficticio es para la importación de materia prima y, también lo dijo Cristina, de teléfono que se compran armados, se los desarma y se vuelven a armar para vender acá. Y otro de los sectores que nos genera una gran perdida en dólares, es el sector automotriz. Nunca se ha logrado, porque no se ha trabajado en serio, que se exporte lo mismo que se importa.

-Cómo para que esa brecha entre el dólar oficial y el dólar digamos “real”, sin que implique un impacto devaluatorio, que sabemos siempre perjudica más a los que menos tienen. En definitiva, eso afecta al mercado interno: menos consumo, producción, empleo y ventas.

-Hoy además tenemos otro problema. Yo, que no soy funcionario, puedo hacer un análisis de la realidad. Ellos fueron elegidos, aunque sea por un presidente, para transformar la realidad.

-Demasiado “comentarismo”.

-Tienen que transformar la realidad, callarse la boca o renunciar si no lo pueden hacer. Pero el problema es serio, porque no podemos hacerlo sin entrar en una espiral inflacionaria. Vos lo primero que necesitas es una ancla, si hacés una corrección cambiaria

Si después de corregir el tipo de cambio, achicando la brecha, lo que haces es poner el pie nuevamente arriba del tipo de cambio oficial, en 4 meses estás otra vez fuera de competitividad.

Hoy una empresa que exporta, industrial o agropecuaria, tiene un dólar por debajo de los $120 de intercambio y cuando lo vende en el mercado interno lo está vendiendo a $200. Entonces no conviene exportar y ahí estamos con problemas, porque los dólares solamente están viniendo de la exportación primaria, que es la que menos cantidad de mano de obra desarrolla.

Lo que nosotros tenemos que hacer comenzar a trabajar en la creación de una oferta exportable, con valor agregado y paralelamente comenzar a corregir las variables macroeconómicas. Porque lo otro que se está dando hoy, es que la macro va por un lado y la micro por otro.

El mostrador de las empresas no está mal y la actividad económica no ha caído.

Y esto, en parte, es porque la Argentina no quiere tener los pesos en la mano. El peso no es sujeto de ahorro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.