“El Barrio Mugica no se vende”

[8 de julio de 2021] El pedido se replica en muchas organizaciones y es invisibilizado por los grandes medios. Eduardo Basanisi, miembro de la Mesa de Urbanización Participativa de la Villa 31 -31 Bis explicó en Puro Contenido Radio el entramado del GCBA para apropiarse de las tierras.

La Secretaría de Integración Social y Urbana del Gobierno de la Ciudad, encargada de urbanizar el barrio Padre Mugica (ex villa 31), busca aprobar un protocolo de regularización dominial que podría generar la expulsión de sus habitantes. “Este protocolo de regularización dominial es muy danino para el barrio y se hizo sin la participación de los vecinos”, reveló Eduardo Basanisi.

El Gobierno Porteño “está dando pasos para que se habrá el negocio inmobiliario sin escrituración” aseguró Basanisi. Pese a que el Gobierno Nacional está revisando el traspaso de tierras que realizó Mauricio Macri a la Ciudad, el GCBA actúa como si fuese propietario de los terrenos y presiona para avanzar con decisiones expulsivas sobre la titulación de tierras.

En este sentido, el miembro de la Mesa de Urbanización, contó que “hay peligro de que venga un desarrollador inmobiliario y adquiera uno de los certificados (CEDIF)“. Dicho certificado busca reconocer la posesión sobre las viviendas, que sólo va a entregar a quienes las tienen en buenas condiciones.

Al mismo tiempo, el protocolo ignora los derechos de las familias inquilinas, a las que propone el registro como tenedoras, pero no la garantía de una Solución habitacional Única y Definitiva.

Adicionalmente, el Certificado que la Secretaría pretende crear, abre la puerta a que las viviendas del barrio Mugica puedan ser vendidas sin restricciones, generando las condiciones para que el mercado inmobiliario ingrese al barrio y comience el proceso de expulsión silenciosa de los actuales habitantes por medio de presiones económicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.