El desarrollo nacional y el foco en la Ciencia y Tecnología

El secretario de Planeamiento y Políticas en CTI, Diego Hurtado, presentó en la sede nacional de la CTA-Autónoma las definiciones estratégicas del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (PNCTI). “Este plan estratégico marca un rumbo para definir una política federal”, explicó el funcionario.

El PNCTI 2030 parte de cuatro núcleos conceptuales y tres pilares de gestión que fundamentan y estructuran los lineamientos de política y las estrategias de intervención. Los núcleos conceptuales son: un Estado protector y emprendedor, que garantice y promueva la innovación productiva con inclusión social; el desarrollo sostenible, en línea con los objetivos establecidos por la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, para asegurar el bienestar de las generaciones futuras; la territorialidad, concepto que se enfoca en reducir la asimetrías y potenciar las capacidades de cada territorio; y el cambio estructural, entendido como un proceso de transformación progresiva de la matriz productiva con el aporte de la ciencia y la tecnología.

Respecto a los pilares de gestión, Hurtado explicó que se trata de “guías para la definición de agendas” para avanzar en “articulación, federalización e impacto social y productivo” para, por ejemplo, poder “potenciar 10 sectores estratégicos para tener un proyecto de país”.

Diego Hurtado​, físico y especialista en historia de la ciencia y la tecnología argentina, advirtió que “un proceso de planificación también es un proceso de construcción política” por eso el tema ciencia y tecnología vinculado a un proyecto de país siempre fue dramático, problemático”. Y recordó que el período “2003 y 2015 fue lo mejor que le pasó al sector desde 1810, pero después vino Mauricio Macri y nos dejó un sector devastado, tuvimos que volver a crear un Ministerio, y reconstruir las capacidades acumuladas de gestión y ejecución”.

Este plan es estratégico, un rumbo a 2030. Proponemos que sea revisado cada tres años, que sea aprobado en el Congreso con alto consenso para que no pase lo que pasó con Macri. Este plan se basa en aprendizajes, moralejas y errores, también. Si se aprueba en el Congreso entrará en su fase operativa y tres años después esperamos que sea mejorado”, sostuvo.

Agradecido de estar en la CTA-A, Hurtado (también vicepresidente de la Comisión Nacional de Energía Atómica –CNEA-) señaló la importancia de “una agenda transversal que nos interesa mucho, que es con el mundo del trabajo porque por mucho tiempo la ciencia y la tecnología estuvo divorciada del trabajo y también de la producción. Y añadió: “En América Latina tenemos un serio problema y es que el sector privado no invierte en ciencia y tecnología. Fugan y no invierten. Por eso, necesitamos una ley que dé protección e incentivos para la inversión para que en el 2032 podamos llegar con un 1% público y un 1% privado”.

Tras la presentación de Hurtado, se abrió un espacio en el cual los presentes realizaron aportes y consultas.
Previamente, el secretario general de la CTA-A, Ricardo Peidro, dijo: “Debemos discutir quiénes se adjudican ser los dueños de la ciencia, la tecnología y la innovación porque también hay una visión desde la clase trabajadora. Que se esté presentando este plan es de muchísima importancia para saber cuáles son los caminos que debemos transitar como trabajadoras y trabajadores para que los nuevos tiempos nos encuentren como protagonistas para construir más democracia y más justicia social”.

El secretario adjunto de central, Hugo Godoy, celebró que “un plan estratégico se pueda presentar aquí, sobre todo por la urgencia de su aplicabilidad.

La presencia del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación es un mensaje de mucho compromiso para que este desafío del desarrollo científico-tecnológico sea para el conjunto de la sociedad, la clase trabajadora y no para una elite”.

También tomó la palabra Adolfo Aguirre, secretario de relaciones internacionales y coordinador de la CNTI, que nuclea a las organizaciones industriales de la CTA-A: “Es muy importante para la CNTI y para nuestra central estar atentos a los cambios de científicos, tecnológicos y productivos y en vez de caminar solos en los aprendizajes, articular con un gobierno que da mucha importancia al desarrollo, a la innovación y al Estado”.

Para Rodolfo Kempf, organizador de este encuentro, trabajador de la CNEA y coordinador de Transición Energética de la Coordinadora Nacional de Trabajadores/as de la Industria (CNTI-CTAA), “es un orgullo recibir a un compañero del campo popular como Diego Hurtado”.

Destacó la importancia del desarrollo industrial soberano y puso como ejemplo “el impulso que estamos dando para la industrialización del litio en territorio de origen por una empresa nacional de nuevo tipo en inspiración de lo que se hizo en Bolivia con Evo Morales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.