El pedido de condena a Cristina puso a Alberto en el centro de la escena

Con sendas entrevistas en TN y El Destape Radio, el Presidente ratificó la postura homogénea del Frente de Todos, abroquelado detrás de Cristina. Además, denunció haber recibido amenazas. La semana político-judicial, en la mirada del equilibrista de la Nación.

Por Pablo Mercau

 

Luego del pedido de condena y proscripción de los fiscales contra Cristina por la causa Vialidad, el Frente de Todos encontró una causa común, que conjuga mística, política en tiempo real y hasta mecanismos de autodefensa.

Con la lógica desordenada que no siempre encuentra a los diferentes sectores del oficialismo en sintonía, ni siquiera para la fecha de una marcha, el huracán desatado por el fiscal Diego Luciani ordenó el panorama.

En ese marco, dos días después y poniendo algo más que un tweet o un comunicado del Partido Justicialista, Alberto fue a TN y denunció que la justicia «se parece mucho más a una justicia de la monarquía que de la democracia».

En la entrevista con la dupla que conduce el programa «A dos voces», el Presidente habló por primera vez tras el pedido de condena a 12 años de cárcel y proscripción política para Cristina y los rumores sobre el análisis de un posible indulto a la Vicepresidenta en el marco de la causa Vialidad, donde es juzgada como presunta jefa de una asociación ilícita.

En una entrevista con El Destape Radio, Alberto contó que «todos recibimos amenazas» constantemente «con esa lógica libertaria», pero se limitó a hablar en profundidad sobre el caso. «No puedo contarlo porque temo interferir en la investigación», dijo.

Alberto reiteró lo que es una tradicional posición suya, ya expresada en tiempos de su candidatura presidencial: «el indulto es una rémora que ha quedado en la Constitución Nacional de la monarquía» y señaló que la Justicia argentina «se parece más a una monarquía que a una democracia», porque «es una justicia selectiva, que se aplica en favor de poderosos y maltrata al servicio de justicia».

Además, agregó que «la verdad es que nosotros tenemos una justicia que se parece mucho más a una justicia de la monarquía que de la democracia, porque es una justicia selectiva que se aplica en favor de poderosos, donde los poderes facticos influyen y operan».

“Ella no quiere pensar en un indulto. Yo pienso lo mismo. Nunca cambié mi pensamiento. El indulto es algo del pasado, de la monarquía. Mi análisis es crítico respecto del perdón presidencial”, sintetizó Fernández respecto del tuit de Parrilli que señala que «para CFK ni indulto ni amnistía: Justicia».

Alberto señaló que “cuando uno ve lo que está pasando en la Justicia y en esta causa» lo que observa es «la decadencia del sistema judicial», y enfatizó ese «decaimiento desde 2016”. También criticó al fiscal Diego Luciani: “El fiscal dice poco, y dice cosas como que un gobierno es una asociación ilícita”.

En esa línea, Alberto remarcó hoy que es «insostenible jurídicamente» la imputación contra Cristina en la causa por la obra pública, al advertir que la acusación «partía de una premisa insólita que decía que ella, como presidenta, no pudo no saber lo que pasaba».

Insistió en ese sentido que un jefe de Estado está «muy alejado de una licitación pública» del tipo de las que se investigan en el juicio de Vialidad, y añadió que el pedido de pena de los fiscales considera que la exmandataria «tuvo responsabilidad de haber mandado un presupuesto donde estaban las obras que iban a Santa Cruz».

«Tengo la certeza sobre Cristina (Kirchner) es que es una mujer honesta», aseguró, e insistió en que la ex mandataria «no ha participado en nada» de lo que le acusan.

«No tendríamos que estar hablando de indulto», volvió a insistir el Presidente ante repreguntas de Marcelo Bonelli y Edgardo Alfano, los conductores del ciclo de TN, porque, desde el punto de vista legal, todavía «no hay ninguna condena» contra CFK, más allá de que desde algunos medios «han logrado establecer una condena mediática».

Durante el diálogo con Roberto Navarro, por El Destape Radio, Alberto afirmó que Juntos por el Cambio frenó una reforma judicial en el Congreso y consideró que eso ocurrió porque la actual composición de la Justicia es útil para sus objetivos políticos.

Agregó que en el caso de Vialidad están haciendo una acusación similar a la que hizo el ex juez y ex ministro de Justicia de Bolsonaro, Sergio Moro, en Brasil contra Lula Da Silva.

«La realidad es que Cambiemos no quiere que cambie la Justicia porque les sirve a ellos. Esta Justicia le es útil a Cambiemos. Lo que nosotros decíamos en la reforma judicial que presentamos es que los jueces que designó Cambiemos no iban a ser removidos pero les pedíamos que abran el juego para que más jueces puedan recibir causas. Esa reforma se frenó en el Congreso, pero fueron ellos, no nosotros», sentenció el Presidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.