“Esperamos una seccional más cerca de los afiliados y no de la política partidaria”

Entrevista en Puro Contenido Radio a Mariano Tabasco, candidato a Secretario General Adjunto de Suteba La Matanza, por la Lista Movimiento de Unidad Docente.

El próximo 11 de mayo va a haber elecciones en Suteba, el principal sindicato de docentes en la provincia de Buenos Aires. En la seccional La Matanza, la más grande de la provincia, hay una particularidad: hace varios años es dirigida por una lista opositora a la conducción del gremio a nivel provincial.

Mariano Tabasco es el candidato a Secretario General Adjunto, por el Movimiento de Unidad Docente, que enfrenta a la lista orientada por la diputada Nacional del Partido Obrero en el Frente de Izquierda y los Trabajadores (PO-FIT), Romina del Plá.

“Nosotros entendemos que La Matanza, a nivel provincial, es muy significativa. Acá hace 9 años que dirige la Lista Multicolor y esperamos poder renovar y cambiar, para tener una seccional más cercana a los afiliados y no tan afín a la política partidaria”, plantea Mariano Tabasco.

 

-¿Cómo fueron estos años de gestión, con relación a los afiliados, en la Seccional?

-Nosotros estamos recorriendo escuelas, como parte de la lista Celeste, que ha conformado este Movimiento de Unidad Docente por la Educación Pública, y tenemos la sensación de mucho alejamiento por parte del sindicato, la Seccional no está presente en los establecimientos, en los ámbitos más cercanos de la docencia, en la sala de profesores.

No hay una presencia, dónde los afiliados puedan comentarle lo que sucede a la conducción, que pueda expresar sus preocupaciones y organizar sus demandas.

Todo lo contrario; la conducción de la Seccional están anclada en el edificio que está en San Justo y además, a veces vas y ni siquiera los encontrás. Esto se debe a que está muy abocados a su política partidaria, con la cual no estamos en contra porque vivimos en democracia y todo el mundo tiene el derecho a militar y participar donde quiera. Lo que necesitamos es una conducción que está militando, participando y organizando la demanda de la docencia. Después, quien quiera hacer política partidaria, está en todo su derecho a hacerlo.

Lo que ocurre con Romina del Plá, es que además de ser diputada nacional, referente política, otros miembros de la conducción son concejales en La Matanza y eso genera un vaciamiento en la conducción porque están abocados a una tarea partidaria. Y en las escuelas, los docentes sentimos que estamos solos.

Cuándo llegó la Multicolor hace 9 años aparentaba, o se mostraba, como algo renovador, que iba a modificar un poco las estructuras, a tener una mirada más joven y la verdad es que fue todo lo contrario. Mucha gente se desafilió, nosotros recorriendo escuelas encontramos muchas compañeras y compañeros qué nos decían “la verdad no sé porque seguí afiliado”. Así que hay muchos recomponer en el tejido, tan necesario, del sindicalismo y la unión de los docentes.

Lo hemos visto en los tiempos más difíciles, de Vidal y de Macri, donde hubo un ataque muy fuerte hacia la docencia y solo la unidad de los docentes y los sindicatos, no solo del suteba sino también del Frente a nivel provincial, permitió que no pudieran avanzar más. Hemos visto como Vidal usaba a los docentes para mostrar su odio o presentarse como la antinomia.

 

-Es interesante la descripción que hacés de una seccional como la de La Matanza, que es como se fuera una provincia, con 9500 afiliados. Porque un sindicato tiene esa doble misión, por un lado la postura general ya mismo tiempo su propia dinámica interna como gremio, como la infraestructura, la contención. Para decirlo en otros términos, no es solamente una cuestión de reivindicación salarial sino también una mirada integral de los afiliados.

-Por supuesto que lo salarial es importantísimo, el sindicato tiene siempre estar al frente de eso. Pero después hay cantidad de cuestiones, sobre todo a nivel local, qué la seccional podría y debería atender y nada de eso sucede. No tenemos, por ejemplo, un espacio de recreación donde los docentes podamos pasar el fin de semana o el tiempo de receso escolar.

Tampoco tenemos ningún beneficio, convenio, descuento, era un comercio o institución. Y algo que es fundamental para nosotros, como son los espacios de formación y capacitación, que es clave, porque el docente se recibe y necesita seguir formándose, porque los tiempos son muy rápidos y nos ha pasado por ejemplo la pandemia. Ahí muchos docentes terminaron de notar la ausencia del sindicato, porque podrían haber proporcionado herramientas, o compartido experiencias pedagógicas de las que cada docente iba inventando para poder trabajar con sus alumnos.

Nosotros como agrupación fuimos haciendo un montón de esas experiencias, pero eso no es lo mismo que tener la estructura de la Seccional.

Lo único que se les ocurrió fue hacer un paro virtual, que fue muy gracioso porque no tenía ningún sentido, durante la pandemia hacer una acción así, sin prácticamente ningún poder político.

 

-Cómo está el contexto general de la actividad, con relación al tema salarios y paritarias?

-Está difícil y es muy complicado. Estos dos años de pandemia han generado también qué muchos lazos y vínculos personales, familiares y sociales se hayan roto o cambiado y el volver a las aulas nos encontró con todo eso de golpe. Volvimos con aulas superpobladas, en nuestro caso acá en el segundo y tercer cordón el gran Buenos Aires como es La Matanza, tenemos escuelas que no dan abasto con la cantidad de estudiantes que tienen, con muchos hábitos de estudio que se han perdido y que muchos lo han resuelto en sus casas como podían. Pero ahora que volvimos a las aulas vemos todo eso, a lo que se suman situaciones de violencia, que son generales de la sociedad. Son momentos sociales muy complicados, y la situación inflacionaria tampoco ayuda. En ese sentido, nosotros planteamos que, como han prometido, tanto el gobierno nacional y el provincial, las paritarias tienen que estar por encima de la inflación, porque tenemos que recuperar lo que habíamos perdido durante los cuatro años de Macri y Vidal. El año pasado se había logrado una paritaria tres puntos por encima de la inflación y para este año, de mínima, queremos volver a lograr eso.

Porque cuando le empatás a la inflación, con la famosa cláusula gatillo que tuvimos con Vidal, en general el trabajador está perdiendo.

Porque los insumos la canasta básica que más consumimos nosotros, alimentos y bebidas, suben más que el promedio de la inflación. Entonces no podés empatar, como laburante tenés que estar siempre por arriba, porque si no vas perdiendo poder adquisitivo. Y ni hablar de los que no tienen posibilidad de tener paritarias, nosotros la tenemos y por eso la defendemos tanto, porque es la herramienta para defender nuestro ingreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.