“La tecnología es un sector estratégico y esto se nota cada vez más”

Daniel Coletti es uno de los socios fundadores de Trans-TI, la primera empresa de servicios digitales que capacita y contrata a personas del colectivo Travesti/Transgénero, que hace poco cumplió tres años. Dio detalles de la propuesta en Puro Contenido Radio, una iniciativa que involucra tecnología con inclusión social y laboral, para un sector que carga todavía con enormes prejuicios y discriminaciones en su contra.

“Nacimos el 1° de septiembre de 2018 y en Trans-TI no sólo ofrecemos una amplia plataforma de servicios digitales, sino que, con nuestra actividad, producimos un profundo impacto social, al seleccionar personas de uno de los colectivos más vulnerables del espectro LGBTIQ+ para reivindicarlo”, sostiene Daniel Coletti.

“El talento argentino es muy buscado en el mundo y en nuestra industria hay casi pleno empleo”

  • La plataforma de servicios digitales de Trans-TI se funda en tres pilares:
    · Servicios de Infraestructura (NOC – Network Operation Center; QA – Testing de Software)
    · Backoffice (Asistentes virtuales, Auditoría de llamadas, Call/Contact Center)
    · Talento diverso (Asesoramiento en género, Outsourcing Diverso, Reclutamiento)

Ser Trans en la Argentina es ser invisible a las estadísticas oficiales, a pesar de lo cual, hasta 2019, el 90% no tenía acceso a un trabajo formal, el 79% vivía de la prostitución, 24% cuenta con el nivel secundario completo, 60% abandonó los estudios por razones de violencia y discriminación y más del 80% no tiene obra social o medicina prepaga, entre otros datos.

“Decidimos poner la cabeza y las manos a trabajar y lo hacemos para tener un ciclo virtuoso”

Los socios fundadores, además de Daniel Coletti está Vanesa Perelló, decidieron armar un proyecto que pudiera visibilizar la problemática y, a la vez, contribuir a mitigarla.

Así nació Trans-TI, una empresa TIC (Tecnologías de Información y Comunicación) que capacita y emplea al colectivo travesti-trans. “Restituir derechos y conseguir trabajos son los pilares de nuestra actividad de impacto social”, plantean.

“Hasta el momento, capacitamos más de 250 personas y reclutamos o recomendamos y consiguieron trabajo en otras empresas/organismos, más de 30”, agregan desde Tran-TI y dice que aún tienen como desafío encontrar modelos de negocios para que el colectivo pueda trabajar en ellos.

Trans-TI es una empresa que, al mismo tiempo que desea ser rentable, se propone provocar un impacto social trascendente, ayudando a un colectivo que, habitualmente, ha sido discriminado y estigmatizado, reintegrándolo a la sociedad de la que nunca debió ser alejado. En síntesis, dicen, “Trans-TI es una empresa con propósito”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.