Lo que dejó el acto de Cristina en La Plata

Luego del acto en el Estadio Diago Maradona en La Plata, la vicepresidenta armó foto grupal en la residencia del gobernador Axel Kicillof. De un ministro albertista a intendentes del Conurbano, de La Cámpora al Movimiento Evita: Cristina arma y 2023 toma forma.

Por Pablo Mercau

Había pasado el acto en el estadio Diego Maradona, colmado en su capacidad y con militantes afuera. Los 60 mil, al menos, que la vieron en directo, os cientos de miles que siguieron por los medios la cadena nacional que genera cada una de sus apariciones, asistieron a lo que pareció bastante el primer acto de la campaña electoral 2023

La foto en el centro muestra a Cristina, flanqueada por Axel Kicillof y Wado de Pedro, dos que aparecen como probables candidatos a vice de una por ahora hipotética candidatura de la protagonista de la jornada.

Son casos particulares y con matices. El gobernador sostiene hace varios meses la idea de un segundo mandato, inclusive presentado con el formato del 6 x6: seis años de caída, contando los 4 de María Eugenia Vidal y los 2 de la pandemia, que serán superados por seis de recuperación, contando un eventual segundo período al frente de la Gobernación.

Puede creerse que se trata de un plan más vinculado a una política de Estado a mediano plazo, pero a nadie escapa que a veces no hace falta poner nombres propios para crear una identidad. La letra chica del 6 X 6 es un claro mensaje de Kicillof en busca de revalidar el cargo, como lo hicieron Eduardo Duhalde, Felipe Solá y Daniel Scioli.

De los gobernadores bonaerenses que fueron por su reelección solo Vidal no lo consiguió. Ni el radical Alejandro Armendáriz (1983-1987), ni el peronista Antonio Cafiero (1987-1991), tenían esa posibilidad de reelegir. Y Carlos Ruckauf (1999-2002), dejó la Provincia para ser canciller de Duhalde, tras la debacle de 2001.

Wado de Pedro, ministro del Interior desde 2019 y firme siempre en el cargo, pese al amague de renuncia tras las PASO de 2021, es un buen ejemplo de la construcción de un candidato. Interlocutor de Cristina naturalmente, también se las arregla para ser el puente con Alberto. Su función ministerial se potenció en la relación con los gobernadores: con líderes de la oposición; con empresarios; con las relaciones internacionales en giras que también testean un potencial vice o hasta un presidenciable.

Wado habla con todos y cada vez más se entiende que también es necesario hablar con él.

La foto en La Plata

Cristina se quedó con mil imágenes del acto del jueves 17, a 50 años del regreso de Juan Domingo Perón a la Argentina, tras los casi 18 años de exilio.

Pero en sus redes comparte una foto que es toda una definición en sí misma.

Los intendentes Alberto Descalzo, (Ituzaingó); Federico Achával (Pilar); Jorge Ferraresi (Avellaneda); Fernando Espinoza (La Matanza); Mayra Mendoza (Quilmes) y Mariel Fernández (Moreno). En este último caso, con especial importancia.

Es conocida la recomposición en la relación entre el Movimiento Evita y el kirchnerismo. El diálogo permanente entre Emilio Pérsico y Máximo Kircher (ayer pasó del para avalanchas del Estadio a la foto con la vice), no es un dato menor.

De de hecho, la propia Mariel Fernández había expresado hace algunas semanas estar de acuerdo con una candidatura de Cristina para 2023. Mariel, integrante de la mesa nacional del Evita no expresó solo una voz personal. Es una coincidencia en esa organización: uno de sus dirigentes le dijo a Informe Político que «con La Cámpora sólo nos separan cuestiones tácticas».

Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas de la Nación, también fue de la partida en la reunión post acto. Al igual que el secretario de Economía del Conocimiento Nacional, Ariel Sujarchuk

Más previsibles fueron las presencias de la senadora nacional Juliana de Tulio, de la senadora provincial Teresa García y de la titular del PAMI, Luana Volnovich.

De lado del gobierno de Kicillof estuvieron la vicegobernadora Verónica Magario; los ministros Martín Insaurralde, Andrés Larroque, Cristina Álvarez Rodríguez, Daniela Vilar, Leo Nardini y Augusto Costa. El titular del Grupo Bapro, Gustavo Menéndez, fue parte de la convocatoria., entre otros dirigentes.

Un armado de amplio espectro, con presencia variada. Es con todos, vuelve a ser la coincidencia. Afuera de la residencia, en pleno vuelo de regreso de Madrid, estaba Alberto junto a su comitiva de regreso al país, donde arribaron esta mañana temprano.

La gira de Alberto por Francia, por Indonesia en el G20 y la escala en España, le dieron aire internacional al Presidente. Ahora lo espera la realidad nacional, con la inflación y la puja distributiva en el centro de las preocupaciones.

Cristina volvió a dar un aviso para ese 2023 que está a la vuelta de la esquina. La vice juega seguro y la incógnita no la despejó en su discurso tampoco la propia Cristina: no dijo que sí al cántico de «Cristina presidenta», pero tampoco que no.

La política argentina es como la foto que encabeza esta nota. Tiene a Cristina en el centro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.