“Nuestro país vive apagando incendios, pero carece de anticipación estratégica”

Eduardo Raúl Balbi, presidente de Anticiparse y del Instituto Internacional de Anticipación Estratégica (IIAE), analizó en Puro Contenido Radio, los procesos de planificación en el país y asegura que sin eso “es imposible prevenir riesgos”.

-Hace unos días el tema del avión iraní venezolano ocupó la agenda de los medios, aunque ahora la cuestión prácticamente ha desaparecido. ¿Que está en juego con este tema?

El tema del avión yo diría que hay que tomarlo como una anécdota más un tema mucho más importante y grave de nuestro país: aparentemente por lo que estaba estamos pasando y por lo que estamos viendo, nuestro país vive con la vieja historia de apagar incendios, pero carece totalmente de anticipación estratégica.

Eso nos obliga a meternos en un futuro desconocido, por supuesto, del cual no hay información, pero también a meterse en el cortísimo, en el corto, en el mediano y en el largo plazo.

En la Argentina nosotros deberíamos estar pensando en qué hacemos hasta fin de año, en qué hacemos en 2023, ya que está tan de moda hablar de eso.

Pero también qué hacemos en 2030, 2040 y 2050, y no lo estamos haciendo.

Si no tenemos anticipación estratégica, es imposible hacer prevención y gestión a riesgos.

Esto se da en salud, en infraestructura, respecto al cambio climático y también en seguridad ciudadana y seguridad nacional.

El caso del avión es una anécdota pequeña de esta falta absoluta de anticipación estratégica y de manejar información precisa.

 

-¿Esto responde a cambios de gobierno, ausencia de políticas de Estado, porqué no tenemos una mirada estratégica que pueda anticipar un escenario como este?

Conozco muy bien, porque llevo muchos años trabajando en toda América Latina, las áreas sensibles de inteligencia y planeamiento estratégico. Esto es, por un lado, porque desde la política no toman en serio este tipo de cosas y entonces producen cambios y purgas en el área, y quizás la gente que sabe hacer las cosas queda desplazada.

Segundo punto, no se le pide opinión a los que saben.

Y tercero, todo es coyuntura y urgencia. Pero la urgencia mata lo importante y ahí es donde estamos confundidos y metidos en un lodazal.

Pero además hay una cosa muy importante, yo soy un ciudadano común que está en su casa y lee los diarios y todo lo que manejo es información abierta y pública. Y sin embargo estoy sacando una serie de emergencias para la Argentina que son gravísimos.

-En los medios hay poco ejercicio de indagar en la información pública, para seguir la burocracia del estado en todos los niveles y para descubrir lo que pasa y fundamentalmente lo que no pasa.

Eso último es vital, lo que no está pasando y ahí es donde tenemos que poner el ojo. El problema hoy en la Argentina es que estamos más en la superficie, en la noticia, pero no la información de fondo.
El periodismo de investigación hoy tendría que dar un salto cualitativo muy grande.

-¿Y eso de qué depende? Qué pasa, ya no solo con el Estado, sino con el resto de la sociedad?

Este es un punto que es vital. El planeamiento estratégico anticipativo, agrego esta palabra porque es uno de los desarrollos metodológicos nuestros, no se enseña en ninguna carrera de ninguna universidad. Es más, en Argentina no hay una cultura de la visión estratégica, lo que se enseña en las universidades es planeamiento táctico u operativo.
Entonces vivimos analizando el corto plazo, si vamos a ganar $2 más o $2 menos.

– ¿Qué ejemplos se pueden poner?

Como efecto de la pandemia, el trabajo desde el domicilio y el teletrabajo, que son dos cosas distintas, en más o en menos han venido para quedarse.

Entonces imaginemos; un matrimonio con dos hijos en edad de escuela primaria, con dos hijos en escuela secundaria o con uno en cada nivel. Resulta que de golpe, uno de los miembros del matrimonio o los dos, tienen que empezar a trabajar en su casa, por lo menos 3 días a la semana.

La pregunta es: en qué municipio o en qué provincia están reanalizando el Código de Planeamiento Urbano, para pensar las viviendas del futuro que necesitan espacios de trabajo de los miembros del matrimonio, porque sino no van a poder trabajar con el ruido el televisor y los chicos jugando.

Pero además, si tiene que quedarse en la casa todo el día y no salir 8 horas a trabajar más el tiempo transporte, qué hacemos con la ventilación y la iluminación? Eso es pensar a futuro.

-Se ve todo esto con la cuestión de la energía, por ejemplo. ¿Quién hace la cuenta de la cantidad de petróleo o gas de acá a 10 años?

Le voy a hacer un jueguito de preguntas y respuestas.
-Tenemos gas?, sí.
-Lo tenemos usable?, no.
Porqué? Llevamos más de 20 años pensando en Vaca Muerta, pero no hacemos nada.

Anticiparse trabaja en toda América Latina, con oficinas en Colombia, en Panamá y en Argentina.
Eduardo Balbi asegura que con sus métodos ayudaron “a diseñar todo el sistema nacional de planeamiento estratégico de Perú”. Además, cuenta que trabajaron con planes de mediano plazo en Ecuador.
Pero en Argentina, agrega Balbi, “hay dos adagios populares que a mí me tocan: uno es que nadie es profeta en su tierra y como corolario de eso, en casa de herrero cuchillo de palo. Vivo en la Argentina pero rara vez me llaman de acá”.

Por último, Balbi se refirió al concepto de gobernanza, un concepto que debido a los acontecimientos de los últimos tiempos aparece muy cuestionado.

“La gobernanza es quizás la parte más alta, más elaborada y compleja y es muy superior a la gobernabilidad. Porque en la gobernanza participa tanto el Estado como la sociedad en conjunto. Es la búsqueda de un equilibrio muy especial, en función de los objetivos que se buscan”, sostiene el especialista y agrega que la OCDE, el conjunto de los países más desarrollados del mundo, sostiene que en todos los análisis de políticas públicas tiene que estar presente una estratégica y prospectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.