“Que China sea el principal socio es una tendencia irreversible”

[19 de noviembre de 2020] Entrevista con Sergio Spadone, flamante presidente de la Cámara Argentino China de la Producción, la Industria y el Comercio. Los desafíos de una relación estratégica para la Argentina.

“El tango es una de las cosas por lo que los chinos nos reconocen, es uno de los sabores del gusto argentino”, comienza Sergio Spadone la charla en Puro Contenido y agrega que en términos de negocios es también una herramienta de promoción importante.

Desde esta semana Sergio Spadone es el presidente de la Cámara Argentino China de la Producción, la Industria y el Comercio y dentro de su experiencia de vida y empresarial, está el hecho significativo de haber vivido 14 años en ese país. Desde esa perspectiva detalla las implicancias de asumir este rol en la cámara. “Estamos encarando esta nueva etapa con un triple desafío, una es llevar adelante una entidad de 36 años de existencia que es la más importante en el vínculo con China para los empresarios argentinos y que cada vez suma más empresas chinas que han venido al país a invertir y desarrollar sus negocios siendo parte de la cámara. El segundo punto es adaptarnos a los tiempos de un país tan lejano geográfica y culturalmente como China, que en esta situación de distancia social nos obliga a ser más creativos. Y la tercera cuestión es la enorme oportunidad  que es China para Argentina”, sostiene el empresario.

Con relación al desbalance en la relación comercial, Spadone asegura que “es enorme todavía: entre 2015 y 2019 el promedio es de 16 mil millones de dólares, de los cuáles 5 mil le vendemos y 11 mil les compramos. El año pasado se dio un crecimiento y llegamos a los 7400 millones de dólares y eso es por el trabajo que se viene haciendo hace 12 años para que la carne vacuna ingrese al mercado chino. Los frutos se empezaron a ver y muchos frigoríficos argentinos están vendiendo toda su producción a China; eso es parte de la oportunidad y el desafío que tenemos”.

China se convirtió en abril se convirtió en el primer socio de la Argentina y “después por la coyuntura del mes a mes, Brasil volvió al primer lugar. Que China se transforme en el principal socio es una tendencia irreversible y es una oportunidad que hay que ver en el país porque somos muy complementarios con ellos”.

Sergio Spadone

Luego agrega que “Argentina tiene capacidad, mano de obra, tecnología y hasta sofisticación en los productos que necesita China que es alimentos. Esto no significa caer en lo que le hemos vendido desde el inicio de las relaciones bilaterales, que fueron granos y commodities, sino productos con cada vez mayor valor agregado”.

Por desconocimiento o por interés, muchos plantean los peligros de la relación con un gigante como China, convertido claramente en una superpotencia. Por eso Spadone remarca que “China no deja  de ser un pueblo como el nuestro, como cualquier otro y es el mercado más grande del mundo. El tamaño de China a nosotros nos favorece muchísimo; tienen una gran capacidad de alimentos, pero insuficiente para la gente que vive. Otra cuestión es el consumidor ha evolucionado, es mucho más frugal, es inteligente en la elección de lo que consume, sobre todo en los productos, hoy el consumidor chino tiene dos preocupaciones básicamente: una es la seguridad alimentaria, saber de dónde vienen los alimentos que consumen, qué contienen y cómo pueden influenciar en su salud. La segunda es el medio ambiente; China creció muy rápido y le pasó lo que le ocurrió a Inglaterra hace un siglo y luego a Estados Unidos, y hoy el medio ambiente es una cuestión a cuidar”.

Spadone señala que “no hay que tenerle miedo a China. Cuando se hacen grandes anuncios, que van a venir 20 mil millones de dólares para desarrollar granjas porcinas, le meten miedo a cualquiera. Acá, lo que tenemos que ver es la oportunidad que hay para los productores de carne en la Argentina, de asociarse con una parte china para escalar su planta existente de madres, de desarrollo porcino, aprovechar ese vínculo para asegurarse el mercado también. Hay que ir paso a paso, como decíamos somos complementarios. Hay leyes que cualquier inversor, chino o de otros lugares,  tienen que cumplir”.

Para finalizar, Spadone reflexionó que “si tenemos que rescatar una cosa, desde la época de Mao, cuando se creó la República Popular en 1949, el Gobierno chino viene haciendo planes quinquenales y los viene cumpliendo. Ese es un ejemplo, planificar a largo plazo, poner objetivos medibles y realizables.

La muestra está: en los últimos 20 años, China sacó de la pobreza 500 millones de personas. Es la generación de riqueza, de avance social y de progreso, más importante de la historia de la humanidad.

Sergio Spadone

“Hoy hay una clase media que consume y es el motor del crecimiento chino. Es verdad que primero lo hizo con la generación de productos baratos, pero hoy están desarrollando tecnología de punta, están disputando el 5G y han enviado satélites de todo tipo. Hay mucho que aprender de ellos, creo que hay que abrirle las puertas a los chinos como a otros inversores. En Argentina ha habido oleadas de inversiones, de los ingleses, de los españoles, en los noventa de los países europeos, quizás es el momento de China”, finaliza Spadone.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.