“El extractivismo es un problema para la democracia”

[6 de agosto de 2021] Entrevista en Puro Contenido Radio a Gabriela Merlinsky, doctora en Ciencias Sociales y autora de “Toda ecología es política”, donde reseña los principales conflictos ambientales de las últimas décadas en América Latina.

Gabriela Merlinksy, doctora en Sociología y autora del libro “Toda Ecología es Política” (Ed. Siglo XXI), consideró que si bien “el tema ambiental está entrando en la agenda, todavía hay una mirada productivista muy ligada al negocio agroexportador, y la generación de divisas, con un costo ambiental y social muy alto”.

“El extractivismo es un problema para la democracia”, sostuvo Merlinsky. Luego de referirse al “Capitaloceno” como el período de destrucción de la naturaleza por el que la humanidad está pasando, la autora sostuvo que “lo que hay que discutir son los modos de producción”.

“Los conflictos ambientales ganaron visibilidad con la pandemia, porque la pandemia está ligada a la crisis ambiental y por la militancia de los jóvenes. Y creo que la conflictividad ambiental va a aumentar”.

Gabriela Merlinsky

“La discusión ahora es sobre las transiciones. Porque no vamos a pasar de un día al otro del mundo de los combustibles fósiles a otro. Pero tampoco podemos seguir pensando en Vaca Muerta como la salvación”, apuntó.

En su nuevo libro, Merlinsky analiza los principales conflictos ambientales de las últimas décadas en América Latina. A través del relato de casos como la controversia por la contaminación de la cuenca Matanza-Riachuelo, las pasteras en el río Uruguay, el movimiento de pueblos fumigados en la Argentina, el conflicto por un proyecto minero en Perú, la guerra del agua en Bolivia, la lucha por la preservación de los páramos en Colombia, o el movimiento de mujeres en “zonas de sacrificio” en Chile, la autora traza las líneas que unen el activismo ambiental en toda la región: de las acciones públicas de reclamo a la organización, de la producción de conocimiento local a la construcción de modos de gestión colectiva de lo común. Pero, sobre todo, plantea formas novedosas de entender el problema ambiental, que incluyen alternativas al modelo del capitalismo extractivo y formas de convivencia con las especies no humanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.