“Esto se va a repetir y son los conflictos en torno a las actividades extractivas”

Tras las masivas protestas, que incluyeron fuertes represiones e incidentes, la Legislatura de Chubut finalmente aprobó la derogación de la Ley de Zonificación, a instancias del gobernador Mariano Arcioni. “Es impresentable por donde se lo mire”, dice Gabriela Ensinck en la columna sobre el tema junto a Pablo Mercau en Puro Contenido Radio. La actividad minera en el centro de la noticia y la necesidad de tener un debate mucho más amplio y profundo a nivel nacional.

“No había licencia social para producir megaminería en la zona, sin cianuro, pero con claro impacto ambiental”, sostuvo Gabriela Ensinck y recordó que el gobernador Mariano Arcioni hizo campaña en contra de la actividad.

Para tener una noción de qué implica la actividad minera, vale repasar algunos datos realmente contundentes: para extraer 1 gramo de oro, se remueven 4 toneladas de roca, se consumen 380 litros de agua, más de 43 Kilowatts/hora de electricidad (el equivalente al consumo de una familia en una semana), 1 kilo de explosivos y 850 gramos de cianuro.

Los datos, de Greenpeace, están en el libro Economía Verde publicado por Gabriela Ensinck.

Por otra parte, hay que tener en cuenta el tema de la relación de las provincias, dueñas de los recursos de acuerdo a la Constitución Nacional de 1994, con las megacorporaciones internacionales del sector y cuál debiera ser el marco de la actividad, que tiene enormes beneficios económicos y fiscales. Las regalías, menores al 3%, se liquidan de acuerdo a declaraciones juradas de las empresas, en una normativa que data del año 1997.

“El tema es muy complejo”, sostiene Gabriela Ensinck y detalla que hay que regularlo de otro modo. Si es una actividad que se necesita, debe pagar impuestos en la medida en que provoca un daño ambiental, tiene que contemplar la equidad y la distribución de esa riqueza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.