Luego de la aprobación en el Senado del Acuerdo de con el FMI, se abre una incógnita de doble vía

Lo económico, con la crisis inflacionaria que es la punta de lanza de un caldo de cultivo preocupante. La tensión en el Frente de Todos y un contrato que quedó vencido.

(Por Pablo Mercau)

Con 56 votos a favor, 13 en contra y 3 abstenciones, el Senado de la Nación convirtió en ley el arreglo entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional, para refinanciar la deuda externa contraída durante el gobierno del expresidente Mauricio Macri. Se reemplaza el Stand By por un Acuerdo de Facilidades Extendidas que culminará en 2034.

La sesión la abrió Cristina, quién le dejó su lugar a Claudia Abdala durante prácticamente las poco más de 9 horas que duró el trámite parlamentario. La senadora por Santiago del Estero inclusive, se ausentó en un momento, que le sirvió a la santafecina Carolina Losada, para presidir un rato la sesión, de frente a las cámaras, como en su reciente pasado de periodista televisiva.

La ausencia de la vicepresidenta al momento de la votación, impidió el morbo analítico de los especialistas en gestualidad. No hace falta aclarar la postura de Cristina frente al tipo de acuerdo. En todo caso, su presencia no visible, sigue alimentando la máquina de rumores y operaciones cruzadas en torno a la relación con Alberto y, en definitiva, al futuro del Frente de Todos.

El futuro llegó (hace rato)

10 revisiones trimestrales y un pasamos de dinero para que el Fondo cobre, desde ahora con un préstamo puente, lo que Mauricio Macri había prometido pagar en un par de años.

Luego de esa etapa, que culminará en 2025, vendrán 8 años de un calvario de política económica que no se pudo modificar. El Gobierno no logró reducir las tasas (con castigo por haber contraído un monto mayor al permitido por los estatutos del Fondo). No logró extender los plazos, para pagar en 20 años lo que se pagará en 8. Los casi 45 mil millones de dólares que llegaron y se fueron, montados en la bicicleta de la especulación financiera de Macri y sus funcionarios, en algunos casos cobrando por ventanilla lo que pagaban por escritorio ellos mismos.

Tarea para el Poder Judicial, que tiene la causa en curso y de la que se espera una celeridad en línea con la gravedad del asunto.

Hasta acá, parte de la revisión del pasado. Pero se viene el futuro, lo único en la vida que se puede modificar, aunque no se conozcan detalles.

El Instagram de Guzmán

El acuerdo, trabajado durante largos meses por el equipo encabezado por el ministro de Economía, Martín Guzmán y el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos, tuvo momentos de secretismo que, en parte comenzaron a estallar el pasado 5 de enero.

Fue el día de la presentación de Guzmán en el Museo del Bicentenario y parte de la lectura del voto negativo del núcleo más afín a Cristina, tanto en Diputados como anoche en el Senado, se debe al modo y a los resultados de esas negociaciones.

Los que auguran un deadline para Guzmán, deberán entender que si sale eyectado del 5° piso del Ministerio, los escritorios los comenzó a vaciar simbólicamente hace más de dos meses.

El desafío para el economista de La Plata pasará por ver si este acuerdo, aprobado por el Congreso, le permite dejar de ser el Ministro de la Deuda y pensar también en la otra economía. La de la calle, porque pese a constituir un par dialéctico con el frente externo financiero, a la mujer y al hombre de a pie, le importan bastante más los problemas para sostener la vida, que las discusiones en el Directorio del FMI.

Gran parte de los 246 posteos de Guzmán en la red social Instagram están vinculados a la negociación con el Fondo: aparecen Krystalina Geoegieva, están las cumbres internacionales, pero hay pocas fábricas, pocas obras, poca calle.

El tiempo, como con todo, mostrará los resultados de esta experiencia hasta ahora inédita: un acuerdo con el FMI, en general, le trajo a la mayorías de los países más condicionalidades negativas que perspectivas de desarrollo con inclusión.

En el Congreso

El proyecto que faculta al Poder Ejecutivo a cerrar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional para refinanciar la deuda adquirida en 2018 por más de 44 mil millones de dólares, fue aprobado por una amplia mayoría de votos en el Senado de la Nación aportados por un sector del Frente de Todos y por casi todo el interbloque opositor de Juntos por el Cambio.

De los 56 votos a favor, veinte salieron del bloque oficialista, en tanto que los otros 36 salieron de la oposición y de sectores aliados. Los 13 votos en contra fueron del propio Frente de Todos.

Cómo votaron

A favor

Frente de Todos (20)

  • Guillermo Andrada
  • Lucía Corpacci
  • Antonio Rodas
  • Carlos Linares
  • Carlos Espínola
  • Edgardo Kueider
  • María Teresa González
  • José Luis Mayans
  • Daniel Bensusán
  • Ricardo Guerra
  • Maurice Closs
  • Sergio Leavy
  • Cristina López Valverde
  • José Uñac
  • Marcelo Lewandowski
  • Claudia Ledesma
  • Gerardo Montenegro
  • José Neder
  • Sandra Mendoza
  • Pablo Yedlin

Juntos por el Cambio (32)

  • Gladys González
  • José María Torello
  • Flavio Fama
  • Víctor Zimmermann
  • Ignacio Torres
  • Edith Terenzi
  • Martín Lousteau
  • Guadalupe Tagliaferri
  • Carmen Álvarez Rivero
  • Luis Juez
  • Mercedes Valenzuela
  • Eduardo Vischi
  • Alfredo De Angeli
  • Stella Maris Olalla
  • Luis Naidenoff
  • Mario Fiad
  • Silvia Giacoppo
  • María Victoria Huala
  • Daniel Kroneberger
  • Julio Martínez
  • Alfredo Cornejo
  • Mariana Juri
  • Humberto Schiavoni
  • Juan Carlos Romero
  • Roberto Basualdo
  • Gabriela González Riollo
  • Eduardo Costa
  • María Belén Tapia
  • Carolina Losada
  • Dionisio Scarpin
  • Pablo Blanco
  • Beatriz Ávila
  • Frente Renovador de la Concordia (1): Magdalena Solari Quintana
  • Hay Futuro Argentina (1): María Clara del Valle Vega.
  • Juntos Somos Río Negro (1): Alberto Weretilneck
  • Córdoba Federal (1): Alejandra Vigo

En contra: Frente de Todos (13)

  • Guillermo Snopek
  • Nora del Valle Giménez
  • María Eugenia Catalfamo
  • Ana Ianni
  • María Eugenia Duré
  • Matías Rodríguez
  • Anabel Fernández Sagasti
  • Oscar Parrilli
  • Juliana Di Tullio
  • María Pilatti Vergara
  • Mariano Recalde
  • Adolfo Rodríguez Saá
  • Martín Doñate

Abstención: Fueron 3

  • Silvia Sapag
  • Lucila Crexell
  • Silvina García Larraburu

La sesión

Tres de las senadoras más cercanas a Cristina plantearon críticas al origen de la deuda contraída con el organismo internacional por el gobierno de Mauricio Macri y dijeron que se trató de “una de las mayores estafas” al pueblo argentino.

También hubo pedidos a la Justicia para que se aceleren las causas contra funcionarios del exgobierno de Cambiemos acusados de fuga de divisas.

Desde la oposición, los senadores Martín Lousteau y Víctor Zimmerman refutaron las acusaciones y coincidieron en la necesidad de respaldar el convenio para evitar “mayor sufrimiento al pueblo argentino”.

Para lograr el quórum necesario, habían bajado al recinto los representantes del oficialista Frente de Todos y de Juntos por el Cambio, así como bloques más pequeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.