“Si todo el mundo produjera y consumiera como Argentina, se necesitarían dos planetas”

[30 de julio de 2021] El 29 de julio fue el Día del Sobregiro Ambiental. “Ese día, la humanidad agotó todos los recursos que el planeta es capaz de regenerar en un año”, comentó en Puro Contenido Radio Manuel Jaramillo, director de Fundación Vida Silvestre Argentina.

“Nuestra forma de consumir y producir está pidiéndole al planeta más de lo que puede reponer. El 29 de julio fue el día del Sobregiro Ambiental a nivel global, pero en Argentina fue más de un mes antes (el 26 de junio), porque tenemos un modelo de producción y consumo peor que el de muchos países. Argentina basa su economía en la producción y exportación de commodities, y con esto está socavando las bases de su desarrollo”, advirtió.

“A pesar de las restricciones por la pandemia, el sistema de producción de alimentos siguió funcionando, tuvimos un récord de deforestación de bosque nativos, 100 mil hectáreas para producción agrícola ganadera y 300 mil por incendios.

Si todo el mundo produjera y consumiera como Argentina, necesitaríamos 2 planetas. Si todos fuéramos como Estados Unidos, necesitaríamos 5 planetas y medio.

El planeta sigue brindando recursos, pero cada vez es menos lo que puede recuperar. Entonces empieza a dar señales: el cambio climático, lluvias, tormentas, sequías, la bajante del río Paraná, que viene desde hace dos años. Tenemos que entender que estamos cerca de un punto de no retorno”, comentó.

“Estamos al límite de la tarjeta de crédito, pagando solo el mínimo”, graficó Jaramillo.

“En Argentina venimos perdiendo biocapacidad: tenemos una estepa patagónica cada vez más desértica, una región central donde los rindes (de las cosechas) van cayendo, y esto no ha llevado a un desarrollo del país, con un 40% de la población bajo la pobreza”, apuntó.

Panorama

En cuanto a la propuesta de “canje de deuda por naturaleza”, Jaramillo señaló que: “este tipo de propuestas surgieron en los 80, cuando la mayor parte de las deudas eran soberanas. Hoy los acreedores son privados, y no tienen el mismo compromiso con el cuidado del ambiente que los países dicen tener. Además, implementarlo conlleva a cuestiones de soberanía, a nivel nacional y de las provincias sobre sus recursos naturales”.

“ Argentina recibió un pago del Fondo Verde del Clima de u$s 86 millones por deforestación evitada. En base a esto se pueden pensar estrategias para captar financiamiento internacional no para hacer lo que veníamos haciendo, sino para una transición justa”, señaló.

En cuanto a las acciones para aplazar el default ambiental, Jaramillo detalló algunas: “Tenemos que evitar el desperdicio de alimentos; evitar todo tipo de residuos, reduciendo el consumo, separando en origen; pensar dos veces antes de usar el auto o el transporte, caminar más y andar en bicicleta”, enumeró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.